(function() { (function(){function c(a){this.t={};this.tick=function(a,c,b){var d=void 0!=b?b:(new Date).getTime();this.t[a]=[d,c];if(void 0==b)try{window.console.timeStamp("CSI/"+a)}catch(l){}};this.tick("start",null,a)}var a;if(window.performance)var e=(a=window.performance.timing)&&a.responseStart;var h=0=b&&(window.jstiming.srt=e-b)}if(a){var d=window.jstiming.load;0=b&&(d.tick("_wtsrt",void 0,b),d.tick("wtsrt_","_wtsrt", e),d.tick("tbsd_","wtsrt_"))}try{a=null,window.chrome&&window.chrome.csi&&(a=Math.floor(window.chrome.csi().pageT),d&&0=c&&window.jstiming.load.tick("aft")};var f=!1;function g(){f||(f=!0,window.jstiming.load.tick("firstScrollTime"))}window.addEventListener?window.addEventListener("scroll",g,!1):window.attachEvent("onscroll",g); })();
1: 2: 6: 7: 8:

domingo, 29 de enero de 2012

Domingo nostálgico


Esta mantita de ganchillo la hice cuando estaba embarazada y esperaba la llegada de mi bebé.
Han pasado casi 5 años y la rubia ya está aprendiendo a leer, empieza a tener sus primeros problemas de amiguitas, le encanta el flamenco y me riñe si no me limpio los pies cuando entramos en una tienda.



1: 2: 6: 7: 8:

jueves, 26 de enero de 2012

Avanzando con las dos agujas


Hay que ver lo que se puede hacer sabiendo nada más que hacer punto del derecho y punto del revés!
Estos son mis avances; un chaleco y una chaqueta para mi hija. Ambos están tejidos con lanas Katia Perú; me gustan mucho los colores de esta colección, contiene alpaca y además es muy agradecida de tejer.

Con el chaleco practiqué el punto jersey (no lo había hecho en mi vida, es decir, en los cuatro meses que llevo haciendo punto). En realidad es un rectángulo muy grande, con un agujero en el centro para meter la cabeza la rubia, y cosido por los laterales. La cenefa de abajo y los laterales están hechos solo con punto del revés, y el resto ya es una vuelta del derecho y otra del revés.

La chaqueta, aunque el punto no tenía ninguna complicación pues era mi adorado punto bobo (todas las vueltas del revés), era todo un reto para mí; tenía que disminuir para hacer las sisas y además inventarme unas mangas! Lo de las sisas fue fácil, pero las mangas.... tuve que hacer hasta tres para dar con una manga cuanto menos, aceptable. Ganas me dieron de dejarla en un bonito chaleco!
Pero no os creáis que lo conseguí sola con mi talento para las lanas y los puntos al turuntuntún, no...
Acabé mandando un mail S.O.S. a mis perendengues y estuvimos durante un fin de semana en el que ella me explicaba lo de los aumentos y las disminuciones y yo le mandaba fotos de lo que ya parecía de verdad una manga. Muchas gracias, guapa!

Todavía me queda mucho por practicar y por aprender, pero de momento estoy más que contenta con mis resultados de amateur.







1: 2: 6: 7: 8:

martes, 17 de enero de 2012

"Todas las modas vuelven..."


Las tardes de los martes, mientras mi hija está en musiquea, yo me voy a la cafetería de al lado y disfruto de una hora y cuarto sin interrupciones con mis lanas y un café.
Suelo hacer ganchillo, que es más discreto, pero harta de tanto granny, hoy me he llevado mi Super Bulky y las agujas del 10 y me he sentado en una mesa un poco apartada a hacer punto.
Enseguida llegó una pareja de viejitos y de todas las mesas libres que había en la cafetería, escogieron la que estaba justo enfrente mío. Al pasar por mi lado, ella me miró y me dedicó una sonrisa cómplice a modo de saludo. Yo se la devolví y seguí, con mis gafas y la vista en mi labor.
Mientras tejía mi cuello a punto de arroz (un punto del derecho, otro del revés, un punto del derecho otro del revés, un punto del derecho otro del revés... y siempre al revés de como viene...), levantaba de vez en cuando la mirada. Hubo un momento en que me los encontré observándome y hablándose bajito, al oído y ella riéndose como una enamorada que acaba de escuchar un piropo.
Entonces yo, que tejiendo tengo la velocidad de un "rayito", empecé a imaginarme su conversación:


- ¿Has visto, Mari, esta chica cómo hace punto?
- Ay sí, Antonio, si es que todas las modas vuelven...
- Ya, pero qué lenta va, ¿no? Con lo deprisa que tejías tú mis jerséis, ¿te acuerdas?
- jijijiji


Cuando me levanté para marcharme, ella se volvió hacia mi y me dijo; ¿sabes que hacía muchos años que no veía a alguien hacer punto?
Y yo le contesté; pues sepa usted está de moda...

Ahora me pregunto; ¿está, o nunca pasó de moda?

1: 2: 6: 7: 8:

lunes, 16 de enero de 2012

The Gingerman!


Ay madre, es una tontería, lo sé, pero tenía muchas ganas de tener este molde de lekue para mis bizcochos. Así que cuando abrí mi regalo de reyes y lo vi, me hizo una ilusión que me volví niña por unos segundos.
Esta tarde, nos hemos metido a la cocina; yo a hacer la masa y mi hija el "decoro", como ella lo llama.
Los ojos son un par de cerezas, la nariz un conguito, los botones son mentos y la boca, que yo no sabía cómo hacer, fue la chocolatera de mi niña la que decidió que fueran pepitas de chocolate.
Cuando terminó, me dijo partiéndose de risa; mamá, es una horterada!!! Y es que hay palabras que conoce, pero que no sabe su significado y las utiliza donde no debe, no sé si esta es una de ellas o sabía muy bien lo que decía, pero nos lo hemos pasado muy bien esta tarde...

Conocéis el Gingerbread Man? Se basa en un cuento de finales del siglo XIX, El hombre de jengibre. Esta historia trata de una viejecita que prepara una galleta de jengibre con forma humana. Cuando la galleta está cocinada, cobra vida y se escapa corriendo. Entonces la viejecita la persigue gritando y pidiéndole que se pare, ya que se la quiere comer. En su escapada, Gingerbread Man se encuentra con unos cuantos animales que también se la quieren comer, pero de los que consigue escapar. Finalmente, un zorro, haciéndole creer que le va a ayudar a escapar de aquellos, es el que consigue comerse al Gingerbread Man.

1: 2: 6: 7: 8:

miércoles, 11 de enero de 2012

Mi pedido a La Maison Bisoux


Llevaba tiempo siguiendo el blog la maison bisoux. Me gustan mucho todas sus entradas pero lo que de verdad había llamado mi atención son las lanas que venden en su tienda on line.
Angela y Santiago se encargan de la distribución en España de la marca Abuelita Yarns, una lana uruguaya suave y encantadora (hasta el nombre lo es) que cada vez tenía más ganas de probar.
Y aunque me gusta ir a mi pequeña mercería de mi pequeña ciudad, también creo que no debemos cerrarnos a las ventajas que tiene internet, y una de ellas es poder comprar nuevos productos que de otra manera nos quedaríamos sin conocer.
Así que desde aquí os animo a investigar y probar a hacer algún pedido on line. Y si lo hacéis a la maison bisoux quedaréis encantados; los colores son tal cual se ven en su página web y la calidad al tacto es excepcional.
Además el trato que dan estos chicos es estupendo (me mandé con ellos unos cuantos mails antes de hacer el pedido) y mis lanas llegaron a mi casa muy rápido.
Ya estoy deseando empezar a trabajar con ellas!


1: 2: 6: 7: 8:

domingo, 8 de enero de 2012

Tricote-moi...

Esta es la portada del cuaderno que mi rey mago favorito, el que más me quiere y mejor me conoce, ha ido a conseguirme a mundanalrüido, esa librería de la que siempre sales con algo bonito en tus manos.
En él, iré anotando los proyectos que quiero hacer, las lanas y telas que necesito comprar, ideas que se me ocurran para el blog...
Y es que, aunque las nuevas tecnologías se han colado en nuestras vidas y gracias a internet he aprendido mucho, he descubierto blogs maravillosos, y os he conocido a muchas de vosotras, para algunas cosas, yo sigo siendo de papel y boli.

1: 2: 6: 7: 8:

viernes, 6 de enero de 2012

La herencia de la bisa


Este ha sido mi regalo de Reyes de la abuela de Vicente. 
Bueno, en realidad hoy en su casa, la he mostrado mi sincero deseo de recibirla en herencia y nos hemos hecho felices la una a la otra. Ella ya no la usa, pero no quiere tirarla y su hija (mi suegra) no la quiere para nada, así que le ha sorprendido que haya alguien que la desee. Así que tengo su permiso para traérmela a casa cuando quiera.
Me ha prometido que este invierno, en una tarde me enseña a usarla y yo la he tenido que prometer a ella (os lo juro) que si me separo de su nieto, la máquina la tengo que devolver. 


Yo ya le dije a ella, que si tengo que hacer el esfuerzo de seguir con su nieto por tener en mi sala esa máquina, yo lo hago.

1: 2: 6: 7: 8:

jueves, 5 de enero de 2012

De espera...


Desde que nació mi hija no nos hemos perdido ni una de las cabalgatas. 
Este año está siendo de verdad emocionante los días previos, los nervios, el no poder dormir...
Hoy, le ha gritado hasta 10 veces a Baltasar que quiere unos patines.
Yo quiero que esta inocencia no se acabe nunca. Y como sé que no va a ser siempre así, mientras dure,  me pido seguir disfrutando de su radiante mirada al paso de los Reyes.